PT - Cambios de paradigmas en WALL STREET

INFORME DE MERCADO

Cambios de paradigmas
en Wall Street

Una gran cantidad de nuevos inversores ha entrado en el mercado de valores en los últimos años como resultado de una combinación de factores:

  • Los Millennials construyendo capital a partir de trabajos bien  remunerados.
  • La pandemia ha aumentado el tiempo que estamos online.
  • Popularización de aplicaciones  y plataformas FinTech que se adaptan  a nuevos inversores.


En general, es un gran avance lograr que más personas participen en los mercados financieros, pero al igual que con cualquier otra cosa, hay una curva de aprendizaje con ello.
Lo que se está viendo en los últimos meses es una fuerte tendencia entre los nuevos inversores a comprar acciones de empresas que les gustan desde la perspectiva de un cliente.

La competencia obliga a las empresas a mejorar la experiencia de sus clientes para luchar por la cuota de mercado

La tendencia de las nuevas generaciones es invertir en empresas donde tienen una buena experiencia como cliente.

Ese es el gran error que tienden a cometer los nuevos inversores y la razón por la que es un error es la diferencia entre la creación de valor y la captura de valor.

Piénselo, las empresas con una experiencia de cliente agradable generalmente tienen una mayor competencia. En pocas palabras, la competencia obliga a las empresas a mejorar la experiencia de sus clientes para luchar por la cuota de mercado. Uber está compitiendo con los taxis tradicionales y otras empresas en el punto de precio, lo que hace que los márgenes de ganancia sean muy reducidos.

Otro ejemplo claro es Netflix, la  empresa produce y compra miles de millones de dólares en contenido fantástico debido a que está luchando con Disney +, Amazon Prime, Hulu y una docena de otros servicios de transmisión. Si, su experiencia es buena, el problema es que sus márgenes de beneficio no son los más altos.

¿Entonces que debo hacer?

Poseer empresas que la gente no ama porque las aprieta. Las áreas del mercado de valores con experiencias desagradables para los clientes tienden a ser algunas de las empresas más rentables.

La lógica es similar excepto que al revés. Cuando hay poca competencia dentro de un segmento de la  industria, las empresas sacan dinero a raudales y en ocasiones (no siempre) esto se manifiesta en una experiencia desagradable para el cliente, pero puede generar grandes oportunidades de inversión.

Ejemplo de ellos tenemos varios:

  • Visa
  • Google
  • Microsoft
  • Home Depot

Pero esta nueva tendencia está generando distorsiones, un solo inversor que comete un error no afecta al mercado, pero millones de inversores que cometen errores similares pueden distorsionar las valoraciones del mercado. Y eso es algo que ha estado sucediendo este año.

¿Y si a ello le sumamos el cambio de política monetaria de la Fed?

La Reserva Federal de los Estados Unidos ha recurrido a una cantidad sin precedentes de monetario para ayudar a la economía durante la pandemia de COVID-19. Los ejemplos notables incluyen múltiples rondas de estímulo monetario, bajísimas tasas de interés y beneficios de desempleo mejorados. Hasta el momento, este esfuerzo parece haber tenido éxito, aunque los críticos señalan que ha dado lugar a aumentos significativos de la inflación.

La inflación ha alcanzado cotas superiores al 5% anual y ello genera miedo en el mercado. Los precios están aumentado más rápido que los salarios y por esta razón, cada vez esta más cerca el momento en que la Fed aumente sus tasas de interés.

Además, los índices de Wall Street cotizan en máximos históricos, y en concreto el S&P 500 lo hace a un ratio P/E (veces que los beneficios de las empresas están recogidos en los precios de las acciones) por encima de las 22 veces si se toma como referencia la estimación de ganancias conjuntas para 2021 y por encima de 20 veces si se asume la de 2022. La estadística nos dice  que desde 1940, el rendimiento medio del S&P 500 en el año  siguiente a haber superado un ratio P/E de 20 veces es ligeramente negativo.

Si bien no está escrito en ningún manuscrito milenario que a raíz de estos indicios el mercado deba necesariamente caer, es difícil negar que la compensación riesgo recompensa para el mercado se ha deteriorado en los últimos 6-12 meses. Probablemente ahora es un buen momento para reducir el riesgo, si es posible.

Una buena estrategia, desde nuestro punto de vista, es invertir en empresas de alta calidad en lugar de en acciones populares de alto impulso con fundamentos medios, y adoptar una perspectiva a mediano y largo plazo.

En este contexto consideramos que empresas como Berkshire Hathaway, Google, Microsoft, Mastercard y Nike son buenas opciones de inversión a mediano y largo plazo.

La inflación ha alcanzado cotas superiores al 5% anual y ello genera miedo en el mercado. Los precios están aumentado más rápido que los salarios y por esta razón, cada vez esta más cerca el momento en que la Fed aumente sus tasas de interés.