Gestión de Capital

Herramientas
Avanzadas

Introducción a la
Gestión de Capitales

La gestión de capital es uno de pilares más importantes del trading. Si hacemos trading para generar ganancias es importante que aprendamos a manejar nuestros fondos, ganancias y pérdidas. Existen muchas estrategias de trading en el mercado pero ninguna de ellas será útil si no tenemos un plan detallado sobre cómo limitar nuestras pérdidas o cómo maximizar las ganancias, cuánto arriesgar, qué hacer luego de una seguidilla de operaciones perdedoras, cómo evitar perder lo ganado en la semana o en el mes y así muchas cosas más relacionadas a nuestro dinero.

El no tener una gestión de capital definida nos aleja de la figura de un trader profesional y nos acerca más a la figura de un apostador. Un apostador busca ganar dinero en cada apuesta, un Trader sabe que no todas las operaciones serán positivas pero que a final de mes podrá decir que ha ganado dinero.

Manejo de Capital

Ahora que sabemos que la Gestión de Capitales es muy importante vamos a ver qué ocurre cuando no aplicas la gestión.

Asumamos que tienes una cuenta de US$100,000 y pierdes US$50,000. En porcentajes, podemos decir que has perdido el 50% de tu cuenta. Ahora vamos a ver algo más interesante, tienes ahora fondos por US$50,000 (recuerda que la otra mitad la perdiste), ¿qué porcentaje de estos US$50,000 necesito ganar para volver a mi capital inicial, 50%? Pues no, necesitas ganar el 100% para volver a tu capital inicial de US$100,000.

Hemos empezado a conocer más el concepto del Drawdown, en nuestro caso fue de 50%. El Drawdown nos permite saber cuál ha sido la máxima pérdida generada, para esto evalúa las pérdidas generadas desde el último pico de tu capital hasta el último piso de tu capital.

Aquí puedes ver un ejemplo del Drawdown.

Como ya has visto, es fácil perder dinero y difícil recuperarlo. Tener un drawdown de 50% puede ser algo excesivo pero es posible que pase. Quizás no pierdas el 50% de tu dinero en una sola operación pero puede que pierdas ese 50% en muchas operaciones seguidas, lo que llamamos una racha perdedora, ningún sistema da 100% de operaciones ganadoras por lo que es muy posible que en algún momento tengas una de estas rachas. Aquí te mostraremos qué ocurre en una racha perdedora y cómo puedes manejarla para seguir a flote sin muchos problemas. Recuerda que eres un Trader y no un apostador, siempre mira tu trading como un sistema de largo plazo en el que a la larga debes ganar dinero y mantenerte positivo. En el corto plazo puede que pierdas algo de dinero pero siempre piensa en tus ganancias en el largo plazo.

Gestión Conservadora vs Arriesgada

En la imagen anterior podemos observar qué ocurre con tu cuenta cuando haces una gestión conservadora (arriesgar entre 2 – 3% por operación) y qué ocurre cuando haces una gestión arriesgada (arriesgar 10% por operación).

Estamos asumiendo que tienes una seguidilla de 20 operaciones negativas, si arriesgas sólo el 2% por cada operación, aun cuentas con cerca de US$34,000 para seguir operando que es mucho mejor que sólo tener US$6,000 que es lo que tendrías si hubieras arriesgado 10% por operación.

Incluso si hubieras tenido 7 operaciones perdedoras una tras otra, mira cómo tu capital varía dramáticamente. Si arriesgabas sólo el 2% por operación hubieras perdido a lo mucho US$6,000 pero si arriesgabas el 10% por operación ya habrías perdido la mitad de tu cuenta.

En esta nueva imagen podemos ver lo importante que es la gestión del dinero en nuestro trading. Mientras más capital perdemos más difícil será recuperarlo.

Por ejemplo, tener una pérdida de 10% es algo manejable ya que sólo necesitas un 11% para superar dicha pérdida. ¿Te imaginas lo que sería perder el 50% de tu cuenta? Necesitarás ganar el 100% de tu capital para recuperarte. Perder el 80% trae consecuencias desastrosas, necesitas el 400% para recuperar toda esa pérdida.

Arriesga sólo un porcentaje pequeño de tu cuenta, esto te permitirá tener resultados positivos en el largo plazo y te evitará la ardua lucha de tener que recuperarte de pérdidas sustanciales.

Ratio Riesgo/Beneficio

Definir un ratio de riesgo/beneficio también es una herramienta muy útil en gestión de capitales. ¿Cómo podrías aplicarlo? Realizando operaciones en las que se busquen beneficios hasta 2 o 3 veces mayores a lo que se está arriesgando. Esto le da un impulso a tu meta de ser rentable en el largo plazo, lo veremos aquí.

Este es un ejemplo de las ganancias que se pueden generar en el largo plazo si aplicas un ratio riesgo/beneficio de 2:1 o 3:1. Puedes observar que incluso perdiendo el 50% de tus operaciones puedes terminar con ganancias en el largo plazo. A esto es a lo que nos referimos cuando hablamos de maximizar ganancias y minimizar pérdidas.